2 Flares Filament.io 2 Flares ×

Ahora que estamos en tiempo de crisis, no queremos gastar dinero en nuestra casa, pero a veces cambiar una imagen de la cocina, o el color de las paredes, o unas cortinas, cambian totalmente la visión que tenemos de nuestro espacio y es terapéutico.

Tenemos un dicho que nos mueve “cambia tu espacio y con ello tu vida“.Os hemos dados muchos consejo en este blog, con pequeños cambios contra la crisis. Cualquier cambio que hagas hasta mover solo los muebles de lugar, ayuda a que nos sintamos que hemos cambiado todo y nos sentiremos renovados.

cocina2

Pero sabe que, por ejemplo, hacer un cambio con poco dinero en tu cocina puede hacer que parezca nueva? Para esto, os damos varias posibilidades. Basándonos en que nuestra cocina no está rota o deteriorada, sino simplemente nos canso su color o su imagen. Vamos a ver las opciones para cambiar.

1- Cambiar el color de los muebles. Esto es muy sencillo, solo se necesita en la casa un manitas para pintar las puertas de otro color.

Si te fijas, los muebles de cocinas se componen de una parte interior con la forma y tamaño que tengan, que suelen ser modulares y estándar. Esto significa que la mayoría de las fábricas de muebles de cocinas, los hacen de las mismas medidas. Salvo como siempre, la multinacional sueca, que los hace de altura distinta como las camas. Así sus productos accesorios a lo que fabrica solo se los puedes comprar a ellos. Si la cocina que quieres cambiar es de ellos, recuerda que cualquier parte que cambies se las tienes que compra en sus tiendas. Pero lo que exponemos aquí es igual.

color1

Para cambiar el color de tus puertas es sencillo. Primero tienes que desmontar las puertas de las bisagras para facilitar el trabajo, retirar los tiradores que en su mayoría tiene un par de tornillos o son a presión. Si ves que la puerta esta muy sucia, la puedes limpiar con alcohol para sacar la grasa que pudiera tener y así poder pintar mejor o lijas la superficie.

Primero debes dar lo que los pintores llaman una base o fijador al agua. Eso lo compras en cualquier tienda de pinturas. Esto ayudará a la adherencia de la capa de pintura posterior. Si ves que no queda perfecto, lijas y das otra mano. La capa final la tienes que dar con una laca sintética de poliuretano. En el mercado hay un montón de marcas, la que yo recomiendo porque he visto sus resultados es Titanlak. Y evidentemente si vives en España. Pero cualquier laca sirve. Se dan en principio a pincel y luego se alisan con un rodillo de espuma. Posiblemente necesites dos manos.

La dejas secar bien, vuelves a poner los tiradores y montas las puertas. Y listo. Una cocina nueva, solo con el valor de la laca, las herramientas y tu tiempo. Más barato, imposible.

La segunda opción es …

 Continuará…

2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 2 Email -- Filament.io 2 Flares ×

4 comentarios en “Reformamos la cocina con poco dinero – Parte I”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *