Papel pintado

El papel como decoración se ha usado desde siempre. Se le llama “Papel Pintado” y tiene su origen, como casi todo, en oriente, llegando a Europa en el siglo XVII. Los primeros que se conocen son de Japón y China. Al desarrollarse la llamada Revolución industrial, tuvo su auge, pues su estampación se industrializó bajando bastante su precio, como muchas cosas en decoración.
Han estado de moda en muchas épocas, hasta los 70, principalmente. Ahora vuelven a estarlo, y mucho.
papel2
Aunque en la actualidad, las técnicas de estampación han evolucionado, consiguiendo cualquier imagen que se quiera. Hay marcas de papeles que te estampan hasta fotos personales. El problema de esto es el costo, por supuesto. Porque cuanto menos tirada de rollos, más caro es. Pero todo se puede.

Los papeles se clasifican en :
Papel pintado gofrado: Consta de una sola capa de papel y se coloca en la pared con la ayuda de cola. Es el más usado.
Papel vinílico: Tiene una capa de plástico cubriendo el papel que le protege de la humedad y hace que pueda limpiarse fácilmente con un trapo húmedo.
papel4

Este tipo de papel es muy recomendable para lugares expuestos a la humedad, como cocinas y baños. También es muy útil para los cuartos de niños por la comodidad de poder limpiarlos fácilmente.
Papel vinilizado: Son papeles con una capa de barniz que los protege, pudiendo lavarse, pero no tan fácilmente como los vinílico.

Papel texturado: Se utiliza para dar una textura a la pared antes de pintarlo. Es muy útil para tapar imperfecciones de la superficie.
Existen otros tipos, pero no son relevantes ni muy usables en decoración actualmente.

Un truco para una buena decoración, sobre todo para lograr armonía y no cansarnos a futuro del papel, es solo decorar con ellos una pared de toda la habitación y pintando las otras con un color armónico.

Las rayas por ej, se usan en comedores o pasillos, pero yo no soy muy partidaria de ellos. Cansan bastante.
 Lo más en decoración actualmente, es el papel pintado de diseño.

La reina de esto, son los diseños de Florence Broadhurst .

Diseñadora, pintora ocasional y editora de Papeles pintados desde 1959. Sus diseño se han reeditado actualmente, con el boom de uso actual, y se pueden encontrar en Flaqué Balsachs (Barcelona) GBZ Decoración (Madrid) . Aunque existe una tienda online en Australia que te los envía a casa y esSignature prints . Estos diseños tienen tanta personalidad, que es ideal para una pared sola, que le de carácter al espacio.
Existen otros como Marcel Wanders o empresas que recuperan diseños de otras épocas como Papeles de los 70
Lo importante es que el uso del papel vuelve a esta muy de moda y con fuerza. Es ideal para una pared en un baño, en un aseo, una habitación de niños, etc. Su uso es infinito.
Eso sí, si te animas, busca un buen instalador, porque muchos dicen que los saben poner, pero no es así. No es un producto barato, viene por rollos. Y la instalación no te puede salir más de 15€ por m2.
Papeles vinílicos, para la próxima.

1 comentario de “Papel pintado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.