¿Por qué introducir la tipografía en la decoración?

Una pregunta que tal vez desconcierte si uno se inspira habitualmente en los caminos algo trillados de las revistas y no le echa alas a la imaginación. Y de imaginación se trata, precisamente, a la hora de pintar una O de buen tamaño en medio de la pared del salón o en la cabecera de la cama…

letra

Sin embargo, lo que pueda parecer de entrada un simple deseo de originalidad a toda costa no deja de parecernos mucho más natural si se consideran las inmensas posibilidades de sugerencia que dibuja una letra en nuestra mente. De repente, la O se transforma en un camino hacia miles de elementos conocidos y placenteros: un ojo, un agujero de evasión, un sol, una cara…

He elegido primero el ejemplo de la O porque esta letra es en si un dibujo. Como todas las letras, pero más evidente. Pero ahora podemos pensar en la L o en la A, e imaginarnos igual una esquina o el principio de una casa, un camino quebrado; y les dejo pensar en la A y su capacidad de sugestión…

Pero la tipografía tiene otras propiedades muy interesantes. Según que una N sea de palo o de estilo inglés, cambiará drásticamente nuestra percepción porque cada una de ellas llena el espacio de una forma bien distinta. Si coge usted un buen catálogo de tipografía, verá que algunas son más exóticas y otras sugieren el neoclasicismo; otras son alegres y alocadas, algunas inducen al equilibrio que trae la calma; algunas tienen la capacidad de animarnos, al igual que los colores, lo que nos induce a combinar el efecto deseado con ambas cosas; tipografía y cromatismo.

Decoración con letras recicladas de rótulos

Utilizar la tipografía, pintar o pegar letras en la habitación de los niños es especialmente interesante a la hora de abrirles la ventana a la creatividad. Basta con que esas letras estén en una pared donde se pueda pintar o escribir (en negro o verde oscuro, estilo pizarra) y no faltara un día sin que los niños formen palabras a partir de las letras, o dibujen alrededor de ellas.

Otras posibilidades: pintar un ‘comer’ encima de la mesa de la cocina, bordar una nube llena de enes en un cojín, pintar un cuadro combinando sólo letras, transferir la tipografía del New York Times al lado del rincón de lectura, hacer un móvil de letras para colgar… sin olvidar la posibilidad de pintar una frase larga como friso a medio muro o poblar un techo de palabras sobre un mismo tema, o simplemente decorar un rincón con letras encontradas en nuestros viajes…

(ART wallpaper by mat3jko)
El campo es amplio y abierto, y seguro que le van a encontrar a la tipografía mil encantos o funciones más…
By Marie Geneviève Alquier b.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.