Luego de 7 años de crisis, evidentemente los precios de las obras no son los mismo que en el comienzo de ella. Pero hemos detectado algo que esta pasando, y nos preocupa mucho.

Reconocemos que todos queremos lo mejor al menor precio posible, pero una reforma en nuestra casa no es comprarse un vestido, es algo que durará mucho tiempo y si lo hacen mal, los continuos desperfectos pueden volvernos locos y a la larga, todo el trabajo nos puede salir más caro.

Como siempre decimos medio en broma medio en serio, “no podemos tener un “Cartier” a precio de todo a 100, porque eso no existe, y si existe se llama ilegalidad.”

baño

Se puede buscar inconscientemente el tópico, que las reformas siempre son problemas. Rompamos con esto, porque no es así, si uno encuentra no solo un buen precio, sino buenos profesionales que puedan responder durante la obra y luego, en el periodo de garantía de la misma, esas ideas preconcebidas desaparecerán.

Una obra evidentemente genera estres, pero no por eso todo tiene que ser fuente de problemas. Las reformas cuando se empiezan, siempre tienen alguna “sorpresa”, es inevitable, pero al tener un buen profesional que sepa lo que hace, evitara que esa sorpresa no se pueda resolver correctamente.

¿Pero que esta pasando ahora.? Dos problemas, uno involucra al propietario que quiere hacer la obra, y otra al contratista que la hará

.escorial11

Los propietarios:

Con la crisis muchos de ellos han perdido la objetividad o el sentido común al encarar una reforma. No se puede pedir más de 5 presupuestos sino se tiene una documentación que todos presupuesten marcas, mediciones y calidades de forma igual. 

Sino se perderán en un mar de partidas, precios, calidades, distintas que ocasionará que no tengan elementos para decidir por quien contratar, solo el precio. Pero este no es comparable si una empresa te presupuesta un  sanitario de Roca y otra uno de diseño de  una marca Italiana. No son comparables. Cuando seguro, se decidan por el más barato, luego de hacer una hoja de excell para compara peras con  manzanas, al empezar la obra, querrán otras calidades y ahí empiezan los sobre precios y las sorpresas de presupuestos que suben como la espuma.

Internet te permite esto si te dejas arrastrar por el afán de conseguir el precio más barato, como nos ha pasado a nosotros, encontrarnos con un cliente que pidió 20. Lo que recibió fueron 20 presupuestos distintos, y le volvió loco.

Tener el mejor precio no es sinónimo de buen trabajo. Lo es, tener un precio competitivo, y referencias de otros trabajos realizados. Y sobre todo, no desaparecer una vez terminada la obra. Por eso la ley obliga a un año de garantía.

ventosa1

Los contratistas= En este caso hay dos problemas. 

El primero, con la crisis y al falta de trabajo, ahora todos hacen reformas. El oficio de hacer reformas, no es lo mismo que hacer una obra nueva u otro trabajo. Se perfecciona con la experiencia. Hay que mimar el trabajo, los detalles, el asesoramiento, acompañar al clientes a lograr sus objetivos de casa.

Pero no, hay un montón de gente que cree que por poner carteles en las farolas ofreciéndose por ejemplo a pintar un piso por 400€, conseguirá el trabajo. Posiblemente si, si el cliente solo busca el ahorro, pero con ese dinero no tiene ni para la pintura. Porque habrá crisis económica, pero las empresas no han dejado de subir los precios de los materiales año a año, y a veces tres o cuatro veces por año. 

Si por el mismo trabajo varios profesionales te piden alrededor de  10  todos y solo uno te pide 1, puede pasar que para tener los precios tan bajo, no pague impuestos, haga todo en b, y ni siquiera tenga seguro de responsabilidad civil.  Piénsalo.

El segundo, es que como casi la mayoría de los clientes  nos conoce por las redes sociales, o por empresas especializadas por Internet, la manera de destacar son con precios muy bajos o irreales, o por trabajos realizados y clientes satisfechos.

Los precios bajos tienen un límite a la baja. Una empresa sabe hasta donde puede bajar su oferta por un trabajo. Pero los que esta desesperados por tener trabajo, o los bajan más que los costos, y puede que no puedan terminar la obra por falta de fondos.

Esta es una táctica para atrapar el cliente, pero a la larga es un problema. Porque lo que sale 100€ no puede costar de repente 30€. Sino que se lo digan a las autoridades del Canal de Panamá o al alcalde de Berlín y el aeropuerto, 700% de sobre costo con dinero público.

Los sobre precios no pueden existir en una reforma. Lo normal, cuando las obras tiene una trabajo considerable,  que una desviación del 10 o 15% en más o menos, por cambios, ajustes de mediciones, etc, pero si la desviación es de más de esas cantidades, hay un problema, y grave.

Es como en todos los ámbitos de la vida, buscar el equilibrio, en una época convulsa y cambiante como la que estamos pasando. Si hace unos años había que tener cuidado, ahora más.

1

Ya hablamos en otro post=  los 5 pasos que son importantes tener en cuenta, antes de hacer una reforma, pero no viene mal recordarlos. Son:

1- Tener las cosas claras de lo que quieres hacer, es ganar dinero y tiempo.

2- Primero defino con documentación lo que quiero hacer y pide presupuestos.

3-Descarta el más caro y el más barato,  y mira otras cosas con los demás.

4- Si no sabes por cual decidirte, negocia.

5- Una vez que te decidas, por alguien, no dejes de decirle a los otros que gracias por los presupuestos y su trabajo.

Un  inciso, sobre el punto 5: Las buenas maneras no tienen que desaparecer. Si eliges una empresa, no cuesta nada a las otras que te han echo un presupuesto y han trabajado para ti, decirles que gracias pero que elegiste a otros. No pasa nada, lo entenderán y cerraran el expediente.

Pero muchos buenos profesionales, nos han comentados que se sienten frustrados del silencio de los clientes potenciales. Que prefieren que les digan que no, a tener la esperanza que serán los elegidos. Piénsalo, no pierdes nada por decir gracias por tu trabajo realizado. Ponte en su lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.