Vaciar o reorganizar un espacio cuando un ser querido ha fallecido.

Otra situación en que un consultor en decoración y organización de espacios te puede ayudar a salir adelante, es cuando tienes que vaciar un piso, una habitación o simplemente un armario, porque un familiar ha fallecido.

Es una situación durísima, tanto a nivel emocional como práctico,  y evidentemente,  hay que darse un tiempo para poder empezar. No hay que precipitarse, pero tampoco es algo que se pueda alargar mucho en el tiempo.  Es importante intentar normalizar el día a día, por nuestro bien, y por el de nuestro entorno. Eso no significa que queramos olvidar, no debemos sentirnos mal por querer que  poco a poco todo vaya volviendo a su cauce.  Todo lo contrario, eso es lo recomendable.

adios

Cuando has sufrido una pérdida de esta magnitud, el deshacerse de objetos personales, mobiliario, recuerdos, supone un gran esfuerzo emocional.  Hay personas que tardan años en conseguir desprenderse  de esos objetos. No hay ninguna obligación, evidentemente, pero el aferrarse al pasado, el intentar no cambiar nada,  si se alarga en el tiempo, nos puede hacer mucho daño.

Es una situación que puede anclarnos en el dolor y no dejarnos avanzar, no dejarnos continuar o empezar de nuevo. Son muchas las personas que cada vez  que empiezan a vaciar o   reorganizar  el  espacio de un ser querido que ya no está, acaban dejándolo para otro momento porque les resulta demasiado duro.

Tener a alguien a tu lado, junto a ti, cuando tienes que enfrentarte a decidir qué hacer con todos  esos objetos , resulta de gran ayuda.

Evidentemente, es algo que habitualmente puedes hacer acompañado de un familiar o un amigo. Si es así, y  tienen disponibilidad de tiempo  y la fuerza suficiente como para acompañarte, es  perfecto.

El único problema que puede surgir con alguien de mucha confianza, cuando la situación es complicada, porque existe un rechazo a hacerlo, es que surjan tensiones y discusiones.

baules

Un consultor, te acompañara, te ayudará a decidir, a empaquetar, etiquetar, a organizar de la manera más sencilla el cómo y el quién puede recoger ese material. Al ser una persona ajena a tu entorno, es más fácil que la resistencia a desprenderse de lo necesario vaya cediendo, y sobre todo, menos doloroso. Nunca forzará, argumentará, apoyará, negociará y te acompañará hasta que consigas sentirte bien con lo que estás haciendo.

A nivel práctico, cuando el espacio a vaciar es un piso, y el objetivo, es venderlo o alquilarlo,  te ayudará y te aconsejará cuales son los pequeños cambios, que pueden hacer que el valor del piso o de la casa aumente.

Si necesitas ayuda con esto, puedes contactar conmigo via mail, desde aqui y me encantará ayudarte en estos malos momentos. En como puedo ayudarte, puedes saber más en mi web … Make it yours.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.