Una silla con historia

La silla Tolix o “Marais AC” se ha convertido en un icono del diseño del siglo XX. Se diseño en 1927, en Francia por Xavier Pauchard. Uno de los pioneros de los muebles de acero galvanizado desde su fábrica que producía mobiliario metálico práctico y de calidad.

tolix
Imagen= Google

Fue originalmente utilizado en cafeterías, hospitales y fábricas, pero por su ligereza,  solidez,  versatilidad y su aspecto industrial,  pronto lo convirtió en un favorito de diseño de interiores y la silla ahora se puede encontrar en muchos hogares como parte de un esquema industrial, un estilo ecléctico o simplemente como un mobiliario de diseño clásico.

Es apilable, y en varios modelos. El primero fue el A, sin brazos y con patas moldeadas. Las otras versiones con brazos, con el asiento metálico perforado, con travesaño o de madera o tapizado, con patas lisas y silueta cuadrada, o respaldo liso o moldeado. También existe una versión para niños que se llama Mouette. Y una versión banco.

tolix4

Se encuentra en una gran cantidad de colores, brillos o mates. En la actualidad se han puesto de moda, al combinar esa estética industrial tan vintage. Se pueden encontrar las originales que llevan el paso del tiempo en la chapa y se pueden reconocer porque llevan grabado el nombre “Tolix” o de imitación en muchos lugares.

Es ideal para comedores, cocinas, terrazas o cualquier espacio, porque combinan muy bien con todo. Veamos alguno ejemplos de lo bien que queda esta silla en cualquier espacio.

 

 Vía@Tolix.fr

3 comentarios de “Una silla con historia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.