Ladrillo visto en un mini piso

Esta reforma de un piso de 32 m2 ha sido un logro. Un solo espacio, potenciando la idea de vivir en un loft, como espacio único o casi. Pero lo mejor de todo, es la calidez y personalidad que le da una vieja pared de ladrillo visto que se dejo original.

BR5

Quizás lo único criticable es que la cama se colocó sobre el baño y es pequeña.  Pero entendemos que la importancia que se le ha dado al espacio social de la vivienda es todo un logro.

La cocina blanca incorporada tiene el tamaño suficiente para ser cómoda y completa. Una simple mesa complementa el área social. Y la calidez de los ladrillos dan energía extra  a ese espacio.

Vía@Stadshem

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.