Vivir en una iglesia

Siempre es curioso ver gente que vive o adapta espacios de usos distintos para vivir. Esta vez, en una iglesia en Países Bajos.

IK10

Una manera, que esta familia, tuvo para armonizar el uso de iglesia antiguo con la vivienda fue los colores que usaron potenciados por la gran cantidad de luz natural que entraba por los ventanales de la iglesia.

Los colores pasteles, con el blanco general, ayudaron a dar calidez a un espacio cuya escala de altura no era típico para la vida familiar. Los materiales naturales, colores neutros y pasteles como rosas, marrones, verdes,  con algo de muebles de diseño, todo combina perfectamente, para lograr ese espacio con algo de Boho Chic que da ganas de vivir ahí, y salvo los techos altos, o la fachada, nada más recuerda a su uso original, una iglesia.

Via@klikk.no

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.