Reformar un piso para vivir, no es exclusivo de nadie. Todas las ciudades europeas, tienen edificios antiguos, que con una reforma los hacen funcionales y con personalidad para vivir. Posiblemente porque huecos de ventanas, techos más altos de lo estandar, y materiales de construcción como ladrillos y madera en viga, los saca del montón

amsteradar1

Esta nos viene desde Amsterdan. Una reforma de un piso de 130 m2, con mucha luz, objetos curiosos e ideas low-cost, porque ahorraron bastante con ellas.

Sus propietarios, mezclaron materiales modernos como una tarima de madera de tabla ancha en roble claro, que unificó el espacio, donde los techos altos originales y las ventanas se respetaron.

Combinando ideas como hacer una lámpara en la zona de la cocina desde un gancho de carnicero, o dejar el ladrillo visto macizo de la pared del edificio original, como pared de apoyo de la cocina. Este tipo de paredes no se encuentran en los edificios de construcción moderna.

En definitiva, un espacio moderno, alegre, con mucha luz, telas y colores neutros que potencian esa luz, y pequeños objetos curiosos que da personalidad al conjunto.

Via@vtwonen.nl - Fotografía Margriethoekstra.nl

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.