Luz en París

Este apartamento de 50 m2 en París, típico de la ciudad luz, diseñado por Tatiana Nicol, es  una mezcla de elementos clásicos con  modernos de infinita inspiración.

ar6

La paleta de colores, crudos y neutros, se unifica con los techos de vigas típicos de la construcción en la ciudad pintados de un gris muy claro, con suelos en madera clara con algo de blanco encalado. Como las puertas que se han desbastado la pintura antigua blanca para dejarlas como se usan ahora, rústicas de madera vista, pero donde se nota que ha habido pintura.

Los pocos muebles, pero con detalles de diseño como las lámparas de cobre de rabiosa actualidad o la Rocker Eames en blanco le dan un toque. El toque de más color, unas cortinas en turquesa en el dormitorio  y los almohadones del sofá. Todo en armonía y con igual intensidad cromática aunque sean de color, nada desentona.

La cocina se integra al espacio social, y se ve desde que se entra al piso, sin complejos. Eso si, sin muebles altos, solo con estantes, vistos, para no cargar el rincón, y la mesa de lo que seria la zona de comer se integra a este espacio.

El dormitorio con el baño incorporado, lo convierte en suite. La solución de almacenaje se convierte en el cabecero que encuadra la cama en el espacio. Los materiales naturales y el uso de la luz indirecta de leds, dan calidez al espacio general.

Veamos un Home Tour, como fuente de inspiración de este magnífico trabajo.

Via@Freshome

1 comentario de “Luz en París”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.