Cocinas: tipos, pros y contras

Hace unos días, hablábamos en nuestra serie de post sobre las cocinas, y las pautas a tener en cuenta en su distribución, que puedes leer desde aqui.

Ahora nos centraremos en los tipos de cocinas que hay, los pro y contras de cada uno.

cocina1

Veamos los tipos, según la distribución de los muebles y el ángulo de trabajo.

distribucion

Cocinas en forma de U

Son cocinas que se apoyan en tres paredes, formando una U. Permiten muchos muebles, por lo tanto, mucho almacenamiento. Son cómodas, y dan muchas posibilidades de diseñar bien y a nuestras necesidades el triángulo de trabajo.  Para que sean ergonómicas y cómodas, el lado base de la U, debe ser aproximadamente 2.40m. 

Como mayor ventaja, el gran número de almacenamiento y de superficie de trabajo que permiten, que si son cocinas abiertas, un lado se puede convertir en isla. Como desventaja, que no permiten  un área de zona para comer.

cocina-c

 

Cocina en forma de L

Cuando se apoyan en dos paredes, formando una L. Son muy comunes.

cocina-l

En cocinas cerradas o de distribución abierta tipo americana, funcionan muy bien, porque el triángulo de trabajo se puede diseñar con poca distancia entre sus vértices, lo que gana en agilidad, porque todo está a mano y a pocos pasos.  También se adaptan  bien en todos los tipo de tamaños de espacios, ya sean, pequeños, medios o grandes.

Permiten en la pared que no tiene muebles, ubicar una mesa para comer dentro. Lo que la hace esta distribución ideal para una familia.

Cocinas con islas

Una parte se apoya sobre una pared, y la otra se convierte en isla. Evidentemente, estas solo se pueden dar en cocinas de concepto abierto, a otro espacio, o como antes se llamaban “cocinas americanas”.

isla
Cocina con isla, pero de una forma muy original. (via@decozilla.com)

Necesitan mucho espacio, porque el almacenamiento principal se da en la pared de apoyo.  Aunque la isla sirve tanto de espacio de trabajo, para comer, o de almacenamiento debajo de la encimera, solamente.

Para que el funcionamiento general entre ambas zonas fluya, la distancia entre ellas debe ser al menos de 90 cm. 

Cocinas con dos frentes paralelos:

Dos líneas de trabajo enfrentadas, una con otra y con un espacio entre ellas de 1.20 m. Es una de las más cómodas, y lo demuestran que casi todas las cocinas profesionales la utilizan. Dan mucho juego para combinar distintos tipos de mobiliario, como muebles altos con bajos y estantes en el otro frente, o solo bajos, etc.

frente
Imagen: Todd Selby

 

Son muy funcionales, y los recorridos son cortos. Son la mejor distribución para cocinas independientes. Es ideal colocar en un solo lado la zona de cocinas y limpieza, y en el otro frente la nevera y zona de apoyo.

Son difíciles para poner una zona de mesa para comer, a no ser que el largo de la estancia lo permita al final del espacio.

 Cocinas en línea:

Todo se apoya en una sola pared. Son las típicas cuando el espacio destinado para la cocina es largo y estrecho. Son incómodas en cuanto a que hay más desplazamientos lineal a la hora de trabajar en ellas, y el triángulo de trabajo no se cierra, por lo tanto no existe. Pero a veces es la única solución, cuando tenemos poco espacio.

linea

 

Ocupan muy poco espacio en la planta general del espacio, cuando son abiertas y se pueden disimular con puertas correderas o de libro, cuando no se usan. Se pueden apoyar con una mesa de comedor frente a ellas. Como mayor inconveniente, poco espacio de encimera de trabajo entre el fregadero y la placa, al estar todo en la misma línea.

La próxima, nuevos materiales para cocinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.