Siempre estoy buscando ideas simples o trucos, para que muebles anodinos y aburridos, adquieran personalidad. Algo que es muy fácil de hacer y que, sinceramente, queda muy bien, es tunear tu biblioteca, dándole un toque personal y único.

b6

La forma sencilla es una biblioteca de Ikea, como la de la foto  y se forran los estantes con papeles de distintas texturas pero de igual color. Sinceramente se puede usar, papel, vinilos o fotos de revistas. 

b1

 

Quedan muy bien. Si te acercas a una tienda que vendan papeles de pared, le puedes pedir un catálogo de los descatalogados, yo lo hago siempre, y así no tienes que comprar varios rollos, aunque tampoco son caros.

También se pueden, simplemente, pintarlos de un color o un degrade del mismo color, o de varios. Con retasos te telas, o de tarimas o listones de madera. Son todas soluciones creativas, que hacen de tu biblioteca algo distinto y original. Unas de las que más me gustan, son con mapas.

Veamos un popurri de ideas, y lo bien que quedan, que he encontrado por ahí y me gustan mucho, a ver si te animas.

b4

b2

b7

b5

b9

Como ves, esto es una muestra de los muchos materiales que puedes usar para tunear tu biblioteca. Terminemos de tener muebles aburridos. Son ideas para distintos espacios, tanto formales o lo contrario. Como ves, según el material que uses es el efecto que consigas. Anímate.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.