A unos 150 kilómetros de Nueva York, en el norte de los Estados Unidos, se ubican los Hamptons. Un sitio de ensueño, donde todo es lindo y distinguido.

1

Quienes vieron la serie “Revange” sepan que los Hamptons son tal como los muestran.

No hay basura, ni pastos amarillos, las flores tienen unos colores vibrantes y los verdes de los árboles, arbustos y parques es perfecto. Según mi hermana, que vive en Miami, los verdes de los Hamptons tienen los mejores “verdes”. Los de Miami son verdes brillantes y los de los Hamptons son más bellos.

En la zona se ubican varias localidades: Southhampton, Bridgehampton, Watermill, Sag Harbor, y otras. Todas a poca distancia. Cada una tiene un centro comercial con personalidad, y con productos que atraen a quienes llegan hasta allí.

2
Hildreth!s en Southhamptons
3
Raulph Lauren en Bridgehampton
4
Silla con astas de alce en Sag Harbor

Por disposición legal los terrenos no pueden estar ocupados en su totalidad con construcciones, sino que deben tener tierra en más del 50% del lote. En esa superficie se puede tener parque o sembrarla con flores, frutas finas y otros productos del lugar.

Quienes viven todo el año en los Hamptons, siembran, cosechan y venden sus productos a sus vecinos. Para ello, instalan en la puerta de la casa o en el parque frontal del terreno, un puesto con sus productos, prolijamente ordenados, una alcancía, y una lista de precios. Nadie atiende. La confianza lo es todo. Puedes elegir las flores o las frutas ofrecidas, envolverlas con tus manos, y dejar el dinero en la alcancía luego de sumar el total de la compra.

5

Las playas son grandes, el mar es algo fresco.

Al llegar a la playa la gente deja su calzado a la entrada del balneario, al lado de las bicicletas. Los días de mucha concurrencia, el ingreso al balneario es un mar de ojotas y alpargatas.

Las casas tiene estilo propio, con galerías, pileta, arbustos que resisten el crudo invierno en los Hamptons, ya que gran parte del año en el lugar nieva y se congelan los lagos.

Hagamos un paseo por una típica casa de los Hamptons en Sagaponack.

6

9

10

Ir a los Hamptons es un paseo al paraíso, al buen comer. Un paseo para disfrutar.

Se puede llegar por autopista, en charter desde Nueva York con dos horas y media de viaje, en el Hampton Jitney, o en tren desde el aeropuerto JFK de Nueva York en el Long Island Rail Road, que llega hasta el extremo de Long Island, en Montauk.

11
Estación Hampton Bays del Tren

Para mantener su exclusividad en los Hamptons no hay alojamientos como hoteles, o appart. Puede encontrarse algún bed&breakfast, y se debe tener mucha suerte para obtener un lugar.

Disfruten del paseo, aquí van algunas vistas extras de este hermoso lugar.

12

13

14

15

16

Hasta la próxima…
Sandra de Espacio Claudelina  

http://espacioclaudelina.com/
https://www.facebook.com/EspacioClaudelina
https://instagram.com/espacioclaudelina/
https://www.tumblr.com/blog/espacioclaudelina  
https://www.youtube.com/channel/UCdPQ3eLf4saAMjTL_CfQZCA?view_as=public

1 comentario


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.