Esta última semana, las cosas que me han gustado mucho, más que por su originalidad o tendencia, es por el efecto de “cotidianidad” que tienen los elegidos. A saber.

-El cabecero pintado como zócalo. Estoy haciendo un proyecto de reforma y el cabecero de la cama me trae por la calle de la amargura. Estoy algo cansada delos típicos cabeceros que se ven por ahí, y esta solución me ha gustado mucho. En mi caso, ya lo resolví con algo intermedio, que ya os mostraré cuando este fabricado, pero para alguien que se plantee una solución para su dormitorio, aquí una buena idea.

vía @Elle deco uk

 

-Un rincón del salón donde muestra la armonía entre la pared oscura del espacio con el mobiliario, en este caso el sofá principal. Los textiles dan contraste como los cuadros y la mesa de madura natural.  Las paredes oscuras si que son tendencia, lo puedes recordar desde aquí, y en este rincón se muestra que no debe asustar nunca. Si la habitación tiene buena luz, el oscuro no agobia el espacio.

vía @vitasumarte.com

-El papel pintado en las paredes cada vez se usa más, no hay que tenerle miedo. Y el contraste que se consigue en una simple cocina, lo demuestra. A simple vista, el motivo del papel, en este caso contundente, con motivos florales en fondo oscuro, podría parecer que es más para un salón, pero en esta cocina de muebles blancos demuestra mucha, pero que mucha personalidad. Y la decoración en definitiva es eso, que los espacios sean personales y únicos. 

via @Delikatissen.dk
 

Tres soluciones al alcance de todos. Donde la cotidianidad de los detalles, lo hacen cercanos y fácilmente aplicable a nuestros espacios.  Te animas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.