Ahora con el teletrabajo es bastante habitual que lo haga desde casa. Por muchas razones, es bueno tener una zona específica para ello. A veces es posible, por la distribución y el tamaño de la vivienda, pero otras muchas no. Y hay que  buscar trucos para adaptar lo que tenemos a lo que necesitamos.

Con silla de diseño
Con silla de diseño

Una cosa de las primeras que hay que tener en cuenta cuando se hace su rinconcito para trabajar en casa es la luz. Si es posible, según la distribución de la casa, lo bueno es tener luz natural. Si entra el sol mejor.

El sol es fuente de energía, es un elemento esencial para la carga de esta en nuestro espacio y en nosotros mismos. Evidentemente, la mayoría de los trabajos o actividades modernas, involucran el ordenador y el sol o luz solar es su archienemigo. Pues con solo matizar la luz con una cortina, o sino orientar la pantalla a contraluz de los rayos que entren. Una simple solución.

Otros aspectos a ver son, una mesa amplia, que se puede hacer con un tablero de Ikea y una par de caballetes. Esto no es caro, no hay excusa de escritorios ni nada de eso. Lo que si, la superficie de la misma es conveniente que sea clara para que la energía sea positiva. La silla, también debe ser cómoda y que nos pille sobre todo la cintura porque muchas horas sentados, puede ser malo.

Con esto, tengo que comentar que hace falta levantarse cada hora máximo y darse una vueltecita por la casa o estirar las piernas, así si nuestra circulación funciona.

Es imprescindible que haya algún objeto querido por nosotros, que haga que el espacio sea amigable, y si hay una planta verde cerca aún mejor. Nos da energía también.

En definitiva, estas cosas que puntualizamos, que pueden parecer básicas y risueñas de lo obvio que son, no nos dicen nada más que si quieres realizar una actividad en tu hogar, lo principal es que el espacio que decidas usar te resulte cómodo, ameno, cálido y sobre todo con buena luz, no sólo natural sino artificial también. En este caso, mezcla luz blanca con amarilla, asi no te cansará la vista

No se puede desarrollar nada, que llegue a buen puerto, en una ambiente hostil.

Más vintage
Más vintage

Algo que se me quedo en el tintero es el color de las paredes. La semana pasada fui a ver un piso, para comprar por un cliente, y cada habitación tenía un color distinto. Una amarilla chillona, otra azul chillona, etc. No daban ganas de quedarse en el piso. No se como alguien podía vivir ahí.

La tendencia actual, es unificar un color en toda la casa. Este es el consejo que les doy a mis clientes. Si quieren uno intenso, en el salón o mejor en una sola pared o en el comedor. Lo demás unificar el color, nos ayuda a sentirnos mejor en los distintos ambientes de nuestra vivienda. Las nuevas gamas de colores que han sacado, prestigiosas marcas como Bruguer, son cálidos, se llaman “vibration“.

 Ellos relacionan los colores con un lugar del mundo y las sensaciones en su página web y en su folleto comercial. Algo muy acertado, según mi punto de vista. Ponen una foto de ambiente, donde se combina un color intenso en una pared o elemento destacado del ambiente a pintar y que se muestra en la foto, con la gama que le va a ese color, mostrando en la foto el contraste y las posibilidades, creando ambientes con sensaciones. Me ha gustado mucho las posibilidades que se consiguen, te la recomiendo.., aqui.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.