Vivir entre antigüedades y modernidad

Este piso, diseño del estudio de decoración Diziron Lisez, de Bélgica, para un anticuario que al jubilarse se llevo algunas obras a su casa. Piezas de valor sentimental para el, y adaptaron la decoración para sumarlas al conjunto, y  que se lucieran sin desentonar entre lo moderno del mobiliario y las piezas antiguas.

024

Un muy buen trabajo, lleno de luz, modernidad. Todo fluye. Todo esta en donde debe estar, nada desentona, desde la paleta de colores, muy claros, neutros y con predominio de blanco para que las antigüedades destaquen en el conjunto.

Como dicen los diseñadores en su web “Hemos seleccionado las piezas y materiales que conjuntan con elegancia entre todos: una mesa de mármol veteado de oro, sillas blancas y muebles con líneas limpias y colores suaves para mostrar antigüedades. Sofás en tela lisa y una mesa de cristal Poul Kjaerholm firmado completan el conjuntoLa cocina ha sido completamente rediseñada y perfeccionada”

Muchos muebles a medida, para aprovechar el espacio al milímetro y que todo este en su sitio. Todo pensado y en su lugar. Nos gustas mucho el resultado. Lo que más, el chaislonge de la zona para ver la tele, la lámpara de mariposas sobre la mesa del comedor, y el conjunto de pequeñas lámparas redondas con luz muy natural. 

Veamos un Home Tour, como fuente de inspiración

Etiquetado: / / /